martes, 4 de diciembre de 2012

Habari za Kimataifa leo EL EVANGELIO DEL REINO

Habari za Kimataifa leo 


YAHWEH IS SENDING

YEHOSHUA AGAIN.

Vollbild anzeigen
He will establish the Kingdom

 of God in this world.

ARE YOU READY??? 


'UNA CARTA ABIERTA DE AMOR'

EL EVANGELIO DEL REINO

DEFINICIONES


Debido que en este comentario se usó una terminología, un tanto “inusual”, el Autor se define a sí mismo respecto a la Deidad y a las operaciones en Su Economía.

Definición Ontológica del Espíritu de Dios.

El Autor entiende que el Espíritu de Dios en la Eternidad ontológicamente, existe en un Espíritu Triuno. Su Único Espíritu Triuno; ha siempre coexistido en el mismo instante, en la Eternidad en tres Realidades vivas (Personas) distintas, la Realidad viva del Padre, la Realidad viva del Hijo y la Realidad viva del Espíritu Santo.
La Trinidad ontológica es la Trinidad tal como existe desde la eternidad y en quien creen todos los hijos del Espíritu de Dios y que nunca ha sufrido cambio alguno.

Los “Movimientos” Ontológicos del Espíritu del Dios Triuno:

1.                 Donde va la Realidad Viva del Espíritu del Padre, va la Realidad Viva del Espíritu del Hijo y del Espíritu Santo.
2.                 Donde va la Realidad Viva del Espíritu del Hijo, va la Realidad Viva del Espíritu del Padre y del Espíritu Santo.
3.                 Donde va la Realidad Viva del Espíritu Santo, va la Realidad Viva del Padre y la Realidad Viva del Hijo.

Los Movimientos Económicos del Espíritu del Dios Triuno:

1.                 El Espíritu del Padre es el originador de los movimientos del Espíritu del Hijo y del Espíritu Santo.
2.                 El Espíritu del Hijos se mueve con el propósito de hacer posible principalmente la Justicia y la Santidad del Espíritu y del Espíritu del Padre en la Creación.
3.                 El Espíritu Santo se mueve con el propósito de ejecutar principalmente la Justicia y la Santidad (Ágape) del Espíritu del Padre en la Creación.

Definición de la Economía del Espíritu de Dios Triuno.

Comprende todas las acciones que el Espíritu del Dios Triuno ha completado en la creación, mediante Sus tres Vivas Realidades.


LECTURAS BÍBLICAS:

Génesis 3:14-15;  Mateo 24:14; Hechos 14:22; 2 Tes. 1:4-5; Mateo 5:10; Ap.11:15; Mateo 9:13; Isaías 40:3, Marcos 1:1, Lucas 1:26; Marcos 1:6, Hechos 10:44-48; Jn. 5:24; Jn. 6:63b.; Mt. 4:13-16; Jn. 1:1-13; Mt. 4:13-16; Jn. 1:1-13; Mateo 7:20; Romanos 8: 9-17; Ef. 6:15; Juan 17:5; Hechos 3:13; Juan 17:5; Hechos 3:13; Isaías 59:20; Romanos 11:25-27; Apocalipsis 14:6; Hebreos 1:2; He. 5:8-9;

Es un hecho Espiritual cierto, que ‘Lucifer, Satanás, el diablo, fue maldecido por el Espíritu del Dios Triuno, cuando proclamó en Génesis 3:14-15; el primer Evangelio al hombre caído. 

14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.

15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.


Hemos llegados al fin del siglo y después del cumplimiento de la Iglesia, que es parte de la “Cabeza” del Nuevo Hombre, donde el máximo exponente es el Espíritu de Jesucristo con todos sus Huiós, Neaniskos y Teknón; el Nuevo Hombre introducirá el Reino Eterno de Dios, en toda Su creación y la maldición sobre Satanás, se llevará por fin al cabo.

El propósito Eterno, del Nuevo Hombre, es re-establecer el Reino perdido de Dios que consistía en el Árbol Corporativo del Primer Adán, la creación, Su Gobierno y todos los súbditos que el árbol del Primer Adán iba a producir.

Este propósito se originó en el Espíritu del Dios Triuno, desde la Eternidad en Su Determinado Proceso y es desde entonces que el Nuevo Hombre corporal y corporativo en la economía del Espíritu de Dios, existió junto con el Espíritu del Dios Triuno Ontológico.

“Siempre hay que saber distinguir entre el Espíritu del Dios Triuno formado por el Espíritu del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Ontológico y Su economía”.

Este propósito, nunca sufrió ningún cambio, debido que en Su Omnisciencias Poder y Autoridad, el Espíritu del Dios Triuno ya había proveído todo lo que se necesitaba para que su propósito se cumpliera en la realidad sea física que espiritual.

Solo se necesitó un cambio desde el Árbol Corporativo desde el Primer Adán, al Árbol Corporativo del Postrer Adán.

Desde la caída del hombre en el jardín de Edén, todo lo que hizo el Espíritu del Dios Triuno, fue con el propósito de restaurar Su Reino, para que el total del Cuerpo del Nuevo Hombre, juntamente con todos sus Huiós y Neaniskos y Teknón, pudieran gobernar todo lo creado, representando el Espíritu del Dios Ontológico en la eternidad.

Con este propósito Divino en nuestra mente, es importante comprender que aceptar el Evangelio del Reino del Espíritu de Dios, solo para ser salvos y tener la Vida Eterna, no es suficiente y se queda tristemente corto de la intención que determinó, el Espíritu del Dios Triuno, a favor del Nuevo Hombre.

El ser salvos y tener Vida Eterna, puede estar invadido por la vanagloria subjetiva del hombre, debido que estos efectos, son solo para su beneficio personal.
Es muy fácil, que esta vanagloria, haga surgir en el corazón, sentimientos orgullosos, que ciertamente podrían contaminar a una nueva criatura, haciendo nulo el propósito Divino, en esta dispensación que es llevar a todos los “Teknón”[1] a la altura de un “Neaniskos[2] o Huios[3] del Espíritu de Dios destinado a la “Cabeza del Nuevo Hombre”.

El ser salvo y tener Vida Eterna, no tienen que ser un fin, en sí mismo, es parte de un Plan Divino más extenso, para poder al fin, disfrutar juntamente con el Nuevo Hombre[4], una Nueva Creación bajo Su Gobierno.

Solo de esta forma, juntamente con el Espíritu de Jesucristo con todos Sus “Huiós, Neaniskos y Teknón” podrán ser útiles al Espíritu Triuno de Dios.
Es de esta manera que él Nuevo Hombre Corporal y Corporativo, podrá arrancar el Reino de Dios, de las garras de Satanás y presentarlo al Espíritu de Dios Padre, para que su propósito, se vea cumplido.

Al final de esta era el Árbol Corporativo del Primer Adán terminará en un “lago de azufre y fuego”[5], mientras el Árbol Corporativo del Postrer Adán reinará sobre toda la Nueva Creación en Justicia y Santidad.

Esto no es un Evangelio Nuevo, siempre ha estado allí, pero fue descuidado por la iglesia terrenal, y solo miles de millares se lo apropiaron, mientras millones de millones le están haciendo caso omiso.

Los niños en Cristo, que padecieron de una manera u otra, las aflicciones que pasó el mismo Cristo, en esta tierra, como dice el autor de Hebreo en He. 5:8-9,

8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;
 9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen

Lo hicieron, para que el Espíritu Santo del Espíritu de Dios, pudiera ser formado en ellos y recibiesen la “Huiothesia”[6] como Huiós o Neaniskos del Nuevo Hombre, el Árbol Corporativo del Poster Adán.

Todos ellos, tuvieron que desechar en sus experiencias terrenales, por Gracia y mediante la Fe, toda la vanagloria que había en sus corazones, para que la Vida Espiritual del Espíritu Vivificante[7], se pudiera formar en sus espíritus.

Todo esto proceso no fue fácil, tuvieron que pasar por muchas angustias, tormentos, persecuciones, tribulaciones y aún martirios, para al fin ver, el Espíritu de Jesucristo, formado en ellos. En hechos 14:22 dice:

14:22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

Y en 2 Tes. 1:4-5 dice:

4 tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis.
 5 Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis.

Y en Mateo 5:10 dice:

10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Hermanos y hermanas si predicamos que al fin,  se efectuará el aprisionamiento de Satanás y la victoria absoluta del Espíritu de Jesucristo, como el exponente máximo de la Cabeza del Nuevo Hombre, con todos Sus Huiós, Neaniskos y Teknón del Espíritu del Dios Altísimo, podremos presentar al mundo el Evangelio del Reino del Espíritu del Dios Triuno y estaremos predicando las bases del Verdadero Evangelio del Reino.

Solo si seremos capaces de predicar a todos los niños en Cristo, la suma necesitad, de tener el Espíritu de Jesucristo formado en ellos, podremos decir que hicimos lo que teníamos comisionado de revelar al mundo, para la Gloria de la Iglesia y del Espíritu del Dios en Su economía mediante el Poder y Autoridad del Nuevo Hombre.

Hermanos y hermanas, aún Ustedes hagan muchas obras para el Señor, nunca tenemos que olvidar que el Espíritu del Dios Triuno, necesita Huiós y Neaniskos, como parte permanente de la “Cabeza” del Cuerpo del Espíritu de Jesucristo y que la Iglesia tiene la Comisión, de aportar la ayuda idónea para que este propósito Divino llegue a su fin en esta dispensación.

Si la Iglesia terrenal tiene como su objetivo solo el salvar almas, no estará cumpliendo con la voluntad del Espíritu del Dios Triuno por esta dispensación.

Jesucristo en esta dispensación necesita Vencedores, Él necesita Gloriosos Huiós y Neaniskos, para poder poner fin al Nuevo Hombre y a esta era.

En esta tierra, hay más que suficientes niños en Cristo, para terminar el Cuerpo del Nuevo Hombre. El deber principal de la Iglesia terrenal, es ser la ayuda idónea al Espíritu del Dios Triuno, para que estos niños en Cristo, se trasformen en Huiós y Neaniskos del Altísimo.

Si solo buscamos hacer niños en Cristo, no causaremos perdida a Satanás, pero si participamos en la revelación de cómo terminar todo el Nuevo Hombre y especialmente Su “Cabeza” haremos sido copartícipe juntamente con el Espíritu, en el fin de esta era, la terminación del Nuevo Hombre y el comienzo del Reino de Dios.

Santos hermanos y hermanas, otra vez lo repito, nuestro obrar, tiene que estar enfocado en todo momento, a causar perdida a Satanás el diablo, si no hacemos esto, lucharemos en contra  del viento.
No estamos diciendo que no es importante predicar el Evangelio de Salvación. Lo que decimos, que es primordial, en estos últimos días predicar:

1.       EL EVANGELIO DE JESUCRISTO, donde se presenta el nacimiento Corporal del Espíritu del Unigénito Hijo del Espíritu de Dios, hecho hombre y que ciertamente éste niño, es el Espíritu del Unigénito Hijo del Dios Triuno, hecho hombre. (Isaías 40:3, Marcos 1:1, Lucas 1:26.)

...Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 2 Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío mi mensajero delante de tu faz, el cual preparará tu camino delante de ti. 3 Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; enderezad sus sendas. 4 Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados.

...Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Yahweh; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. 4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. 5 Y se manifestará la gloria de Yahweh, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Yahweh ha hablado.

...Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, 27 a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. 28 Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. 29 Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. 30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. 34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

Donde se presenta al Jesucristo glorificado en Comunión con el del Espíritu del Padre. La unión siempre precede la Comunión por lo tanto la Comunión índica una unión previa.
Es por esto que decimos donde va el Hijo va el Padre y donde va el Padre va el Hijo. Si nosotros estamos en Comunión con el Espíritu del Hijo, estamos en Comunión por el mismo Espíritu con el Padre. Esto es el fundamento del Nuevo Hombre:
Un Espíritu Corporativo Corporal donde todos están en Unión y Comunión los unos con los otros en una unidad Corporal y Corporativa en Justicia y Santidad con el Hijo y con el Padre.

1 Jn. 1:  3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.

2.      EL EVANGELIO DEL ESPÍRITU SANTO, donde se presenta como Jesucristo imparte la vida increada en el Espíritu Santo a todos los que hacen parte del Nuevo Hombre a todo los que viven esta realidad en sus vidas. (Marcos 1:8, Hechos 10:44-48;)

Mr. 1:8  8 Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.

2 Tim. 1:14   14 Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

Tito 3:5-7   5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,  6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,  7 para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Cuando creímos fuimos insertados en el Cuerpo espiritual y Corporativo del Nuevo Hombre que está en Jesucristo y en el Padre.

Jesucristo derramó en nosotros espíritus cuando creímos, las arras del Espíritu Santo.

Desde este momento nuestro espíritu está mesclado con la Deidad por nuestro espíritu todavía no regenerado en nuestra realidad de nuestra vida y las arras del Espíritu Santo en el Cuerpo del Nuevo Hombre derramadas por Jesucristo nos imparte vida increada espiritual.

Desde el día de la Huiothesia en nuestra realidad de vida ya no hay mezcla debido que todo nuestro espíritu está lleno de forma permanente con el Espíritu Santo.

Nuestra situación entonces es que estamos en el Cuerpo de Cristo en la entidad Corporativa y Corporal del Nuevo Hombre con nuestro espíritu lleno del Espíritu Santo derramado continuadamente por el Espíritu de Jesucristo.

 Ro. 12:5  5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

1 Co. 12:27   27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Ef. 2:15-16   15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,  16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

Ef. 4:24   24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

El bautismo con el Espíritu Santo en los creyentes en el Nuevo Hombre, es una obra única y exclusiva, que realiza el Espíritu de Jesucristo.
No es algo que se imparte a los hombres, por agua, por un sacramento o por imposición de las manos.

Juan Bautista afirma: ...Él os bautizará en el Espíritu Santo... (bapti,sei evn pneu,mati)[8] de esto se desprende que el “Espíritu Santo” representa  el Espíritu Corporal, Corporativo y económico que será formado en el Nuevo Hombre, donde son insertados todos los Hijos del Espíritu de Dios.

El Espíritu de Jesucristo es el máximo exponente en el Nuevo Hombre que obra y que lleva a su realidad la obra del Espíritu Santo que imparte Jesucristo.

El Nuevo Hombre, el Poster Adán, representa en la economía Divina a la Plenitud del Espíritu de Dios, juntamente con el Espíritu del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo con todos sus Neaniskos y Huiós.

En Gálatas 3:2 se les pregunta a los congregados si recibieron el Espíritu Santo por las obras de la ley o por el oír con fe; la respuesta es obvia, por oír la Palabra del Espíritu del Dios Triuno.

En Lucas 11:13 Jesús nos enseña a pedirle al Padre por el Espíritu Santo. El creyente tiene la necesidad de acercarse al Espíritu del Padre mediante el máximo exponente del “Nuevo Hombre” que es “Jesucristo”.[9]

En Hechos 8:14 los Apóstoles tienen que imponer las manos para que los creyentes recibieran las arras del Espíritu del Nuevo Hombre, porque solo se le había anunciado el bautismo en el nombre de Jesús (Sin “Señor” u otros atributos).

Jesús solo representa a la encarnación del Hijo, mientras que el Nuevo Hombre representa económicamente a toda la Deidad Corporal, Corporativa y económica, juntamente con todos sus Huiós y Neaniskos.

Pedro, aclara mediante palabras, la verdad del Evangelio del Reino de Dios y la Luz del Espíritu que generó la Vida y la FE necesaria, para recibir al Nuevo Hombre, sin la necesidad de la imposición de las manos.

El curso para recibir  la Vida Espiritual increada es el siguiente:

A-     Primero se necesita que el Espíritu de Vida, se sitúe sobre el hombre o alguna cosa creada. (Gen. 1:2c.; Jn. 1:33;)

2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

…Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.


B-     Segundo, el hombre necesita recibir la Palabra Espiritual de Vida necesaria. (Jn. 5:24; Jn. 6:63b;)

24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

63b. las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.


C-     Tercero, el Espíritu hace resplandecer la Luz de Vida del Espíritu para que el corazón pueda comenzar a ver. (Mt. 4:13-16; Jn. 1:1-13;)

3 y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaúm, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí,
 14 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
 15 Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles;
 16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.

1:1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
 2 Éste era en el principio con Dios.
 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
 5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
 6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.
 7 Éste vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.
 8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
 9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.
 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

El espíritu del creyente es insertado en el Espíritu del Nuevo Hombre donde Jesucristo es el máximo representante de Su Cabeza, con toda la Iglesia (Sus Huiós y Neaniskos).

R60 Romans 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

D-     Cuarto, el Espíritu nos hace ver la distinción entre la Luz y las tinieblas. (Gen. 1:5 cfr. 2 Co. 6:14b.)

5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

…¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

E-     Quinto, el Espíritu comienza a separar lo terrenal (Desechándolo) de lo Celestial (Añadiéndolo). (Col 3:1-3; He. 4:12;) mediante el Trafico Espiritual.

Fil. 4:6-7  6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Solo mediante un apropiado “tráfico espiritual” podremos satisfacer las responsabilidades que tenemos como parte de la Iglesia de Cristo para poder crecer y llegar a hacer parte de la “Cabeza” del Nuevo Hombre. Esto lo hacemos mediante dos etapas:

A. Enviando todas nuestras debilidades (Peticiones) mediante la FE bajo la Cruz al Espíritu de Jesucristo. Hecho esto, por su “Sangre” seremos librados por Gracia y mediante la “FE” de las debilidades del “viejo hombre” y de todo lo que hemos recibido del mundo.

B. Enviando FE al Espíritu Santo de Dios, que nuestra realidad está “en Cristo” con la certeza que recibiremos de Él más Gracia, en la Plenitud de Espíritu en nuestro espíritu juntamente al Fruto del Espíritu debido a Su Santa Unción.

.3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
 4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
 5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;
 6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,
 7 en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.
 8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.
 9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,
 10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,
 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.
 12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
 12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

F-      Sexto, el Espíritu termina su labor de formar la Vida Celestial. (Ga. 4:19; 1p.1:22;)

19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros,

22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;

Esto consiste en recibir la plenitud del Espíritu de Jesucristo en nuestro espíritu formándolo como nuestra realidad de vida (La Huiothesia).

G-     Séptimo, el Espíritu comienza a sobreedificar lo celestial aportando una Luz más concreta, para generar formas más elevadas de Vida Celestial, para que podamos llegar a la madurez Espiritual. (1Co. 2:6-10; 1 Co. 14:20;)

6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.
 7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,
 8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.
 9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.
 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

    Cristo como ESPÍRITU DE VIDA, es la REALIDAD DE DIOS.
    Cristo como PALABRA DE VIDA es el HABLAR DE DIOS.
    Cristo como  LUZ DE VIDA es el RESPLANDOR DE DIOS.

...44 Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. 45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. 46 Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. 47 Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? 48 Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.

Los Gloriosos Huiós de Dios, conocen que tienen el Espíritu del Nuevo Hombre formado en sus corazones, debido al siguiente: (Mateo 7:20; Romanos 8: 9-17.)

...Por sus frutos los conoceréis...
...9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, más el espíritu vive a causa de la justicia. 11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. 12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. 15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Por vivir en Justicia y Santidad como “Pater (Huiós) o Neaniskos” del Espíritu de Dios. En 1 Jn. 2:12-14 se dice:

R60 JohnJn. 2:12 Os escribo a vosotros, hijitos tekni,on teknion, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.
.
Después de usar unas palabras duras por los integrantes del Poster Adán quien en presente continúo perseveran en pecados voluntarios, el Apóstol quiere tranquilizar a los “teknion”.
Les dices que él sabe que ellos no practican habitualmente estas cosas, y por tanto sus pecados ocasionales, le han sido y serán perdonados debido a la Sangre del Cordero y la Unción del Espíritu Santo que les permite progresar en sus vidas espirituales.

R60 JohnJn. 2:13 Os escribo a vosotros, padres “path,r “Pater”, porque conocéis al que es desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, “neani,skoj Neaniskos”  porque habéis vencido al maligno. Os escribo a vosotros, hijitos, “paidi,on Paidion”  porque habéis conocido al Padre.

El Apóstol Juan describe aquí las tres categorías en la experiencia de los Hijos del Espíritu de Dios:

1.      “Pater”, equivales en el lenguaje Paulino a un Huiós maduro y legítimo, del Espíritu del Padre.
“Pater” es la categoría espiritual más alta en el lenguaje del Apóstol Juan parte de la “Cabeza” del Nuevo Hombre, en Su Espíritu 
Son lo que tendrán una especial Comunión con el Espíritu del Padre participando en la Eternidad en todos Sus proyectos en Justicia y Agape, todo lo que el Espíritu del Padre pretende obrar por medio del Nuevo Hombre.

Se refiere a miembros permanentes de la Iglesia de Cristo, a los Vencedores, a la Esposa del Cordero, a ser partícipe del Tabernáculo en la Nueva Jerusalén, juntamente con los Neaniskos de Sion, serán el “timón” del Nuevo Hombre. Parte del Gobierno Teocratico del Espíritu de Dios.

Juan testifica que su FE siempre fue una FE vencedora desde el principio debido que la Gracia del Espíritu de Dios siempre permaneció en Él con Autoridad y Poder dirigiendo positivamente toda su vida.

Los “Pater” conocen al Espíritu del Dios Triuno, en la realidad de su experiencia de Santificación, como la plenitud de la “Zoe” (Vida) del Espíritu de Dios,  en tres formas diferentes:

1.       Como el originador de la “Salvación” (El Padre)
2.       Como su “Justicia” (El hijo)
3.       Como su “Ágape” (El Espíritu Santo).

Estas acciones son completadas en el “Pater” con resultados permanentes.

Los “Pater”, conocen por Gracia, en su experiencia, mediante la FE al  que existe desde el principio, y es una característica de la forma más madura de conocer al Espíritu del Dios, en la “totalidad” de Su esencia espiritual.
La palabra FE no está en este versículo, pero está implicada en todos los sentidos.

El verbo conocéis es en tiempo pretérito perfecto que sugiere una acción completada con resultados permanentes.
La voz activa indica como el sujeto produciendo la acción.
El modo indicativo sugiere la realidad de dicho acto.

Los Huiós o path,r “Pater” “Neaniskos”, serán insertados en el Espíritu y Alma juntamente con el Espíritu de Jesucristo, en la “Cabeza” del Nuevo Hombre” en la Eternidad y conjuntamente con Él participarán en todo lo que es la expresión del Espíritu de Jesucristo que consistirán en todas las operaciones del Espíritu del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (El Gobierno Teocrático del Espíritu de Dios).

Ellos conjuntamente con Jesucristo harán posible que el “Cuerpo” del Nuevo Hombre opere debidamente en Justicia y Agape instruyendo al Alma de Jesucristo para que esta haga operar todo al “Cuerpo Corporativo” en Justicia y Santidad (Los “Súbditos” del Reino de Dios).

2.                  Los “jóvenes”, neani,skoj Neaniskos”, han vencido nika,w nikao” por Gracia al maligno mediante la FE en la obra de Cristo.
El Apóstol Juan los coloca en la segunda categoría de la experiencia de los Hijos del Espíritu de Dios, debido que han tenido un verdadero crecimiento Espiritual del Espíritu de Dios por Gracia y mediante la FE;, usando un tráfico espiritual consistente.

“Vencer el maligno”, es sinónimo de poder observar los mandamientos por Gracia y mediante la FE en la obra del Espíritu de Dios y vivir en Su Justicia de manera continua en su experiencia de Santificación.

El maligno es representado eficazmente por el pecado, vencer al maligno es permanecer en la victoria que Cristo nos otorgó en “Posición”, por Gracia mediante la FE, en nuestra experiencia de Santificación.

Los neani,skoj Neaniskos”, serán insertados en el Alma de Jesucristo en la Eternidad y conjuntamente con Cristo participaran en todo lo que es la expresión del Alma de Jesucristo en el Nuevo Hombre.
Ellos conjuntamente con Jesucristo y Sus Huiós harán posible que Su Cuerpo opere debidamente en Justicia y Agape instruyendo al “Cuerpo” del Nuevo Hombre, para que este pueda operar correctamente.



Vencido” es otro verbo pretérito perfecto que sugiere una acción completada con resultados permanentes.
Tiene voz activa que sugiere como el sujeto produciendo la acción.
Modo indicativo sugiere la realidad de dicho acto.

Los neani,skoj Neaniskos” del Espíritu de Dios, por Gracia mantienen una victoria continua en contra al maligno, mediante una FE consistente en lo que son, por esto pueden vivir la Justicia de manera permanente.
No se trata aquí de la victoria en posición que obtuvo Cristo, se trata de la victoria que experimentan sus neani,skoj  Neaniskos” en su vida de santificación por Gracia mediante la FE en esta obra en posición.

El sujeto principal no es Cristo en la sentencia, son más bien los neani,skoj  Neaniskos en su experiencia de Santificación.   Ellos no solo ha conocido en su experiencia mediante la FE, al Espíritu del Padre como el originador de su Salvación, más también como originador de la Justicia que se origina en el Espíritu de Cristo procesado.

3.                  Los paidi,on Paidion”, equivalen a los niños en Cristo, en el lenguaje Paulino. Todos ellos son los que conocieron al Espíritu del Padre como el fundador de su Salvación y a Jesucristo como el autor de la Salvación en su experiencia por la Gracia del Espíritu de Dios, mediante la FE.

Juan los coloca en la tercera escala de los Hijos del Espíritu de Dios. Es el nivel inicial de la santificación. Ellos todavía no conocen ni la Justicia, ni el Ágape del Espíritu de Dios en su experiencia personal de FE, solo laso conocen en posición, debido que su FE experimental, no es suficiente ni para producir Justicia, ni para producir Ágape.

Todos ellos serán puestos en el Cuerpo Corporativo de Jesucristo como “súbditos” del Cuerpo del Nuevo Hombre que tendrán que operar en el Reino Eterno según los dictámenes de Jesucristo mediante todos los Huiós y Neaniskos del Espíritu de Dios. Solo podrán ejecutar lo que el Espíritu y el Alma de Jesucristo les ordena de hacer. No podrán opinar, solo ejecutar.
En su vida terrenal tuvieron mucho que decir, pero en la eternidad solo podrán tendrán que ejecutar sin discusión alguna. Tendrán el espíritu y el alma como sus “tutores y curadores”.

Conocido es otro verbo pretérito perfecto, sugiere una acción completada con resultados permanentes.
Tiene voz activa  sugiere como el sujeto produciendo la acción.
Está en modo indicativo sugiere la realidad de dicho acto.

Los paidi,on” Paidion, conocen debido al primer acto de FE, al Espíritu del Padre como el “Originador” por Su Gracia de la Salvación y a Jesucristo como el “Autor” por Gracia de su salvación;, es el resultado inicial de haber sido Redimido y Justificados, recibiendo la Vida Eterna increada, como se dice en Jn. 17:3:

R60 Jn. 17:3 Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

3.      EL EVANGELIO DE LA GRACIA, DE LA SALVACIÓN Y DE LA PAZ.

Donde se presenta la Gracia, de la Salvación y de la Paz.  Se centra en la situación  del hombre separado del Espíritu del Dios Triuno. De su necesidad de ser redimido, y justificado por la Sangre de Cristo, para su reconciliación con el Padre Celestial.

Predica la “salvación del mundo”  por Gracia mediante la FE, por la obra de la Cruz de Cristo, como la única manera que el hombre tiene de salvarse del sistema de este mundo y poder tener Vida Eterna, una vez insertados en el Cuerpo Espiritual del Nuevo Hombre.

Es una obra, que el Espíritu del Dios Triuno, ha llevado a cabo, por amor a la humanidad perdida. Esta obra se funda en la victoria de Cristo sobre la muerte, mediante Su resurrección, tras anunciar al Seol, (lugar de los muertos de todas épocas) la Salvación, y la creación del Nuevo Hombre para conseguir la entrada a todos los que crean en Su victoria, con el fin de recuperar el Reino Eterno de Dios.

Es conocido también, como Evangelio de la Paz (Ef. 6:15;) a quien tienen la disposición de calzar sus pies, mediante el anuncio de la Salvación en la obra de Cristo, para vivir la realidad de la Paz del Espíritu del Dios Triuno, en todo el corazón del hombre que cree.

4.      EL EVANGELIO DE LA GLORIA. (Juan 17:5; Hechos 3:13;)

Presenta al Espíritu Jesucristo, resucitado de los muertos y ascendido al Cielo para ser Glorificado por el Espíritu del Padre Celestial, como parte de la Cabeza del Nuevo Hombre y su máximo exponente. Él es la Gloria de todos sus Huiós, Neaniskos y Teknón de toda Su economía.

 ...glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese... 
...El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús...

5.      EL EVANGELIO A ISRAEL. (Isaías 59:20; Romanos 11:25-27;)

...porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; 26y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.   27Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.

Se presenta a los judíos, a Jesús como el Mesías. Este Evangelio se está predicando en la actualidad en todo el mundo y se están uniendo al Cuerpo Espiritual del Nuevo Hombre, miles de judíos (No son los judíos mesiánicos de hoy en día).

6.      EL EVANGELIO DEL REINO, donde se integran todas las formas del Evangelio; como el Espíritu del Dios Triuno, tiene predestinado para hacer posible la devolución de Su Reino, por medio del Nuevo Hombre una vez que sea completado corporalmente y corporativamente en Su Espíritu, Alma y Cuerpo.
      Todos los Evangelios expuestos, en realidad solo es uno. Tienen todos que tener, como propósito final, el presentar el Evangelio del Reino, Su Territorio, Su Rey, Su Gobierno y Sus Súbditos al mundo; es el único Evangelio completo.
     
      Para esta tarea, el Espíritu del Dios Triuno, no necesita solo Teknón, necesita Gloriosos Huiós y Neaniskos del Espíritu del Dios Triuno, para arrancar de las manos de Satanás, Su Reino. En Ap.11:15 se dice:

15 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.

Esto es la consecuencia de la realidad del cumplimiento del Nuevo Hombre.

Él Espíritu Corporativo, Corporal y Espiritual de Jesucristo en Su economía, el cual Cuerpo es Gobernado por Su “Cabeza”, donde hay miles de millares, de Gloriosos Huiós y Neaniskos de Dios, que representan a Sion, los Victoriosos, la Novia del Cordero y su Esposa, tienen una única identidad Espiritual, que es en el Espíritu de Jesucristo, máximo exponente de la “Cabeza” del Nuevo Hombre.

Tenemos que prestar particular atención a la oración que Cristo hizo en Mateo 9:13, dice:

9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
 11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

La palabra Reino significa realmente un “Territorio”, un Gobierno, unos súbditos y unas Leyes. Por tanto es correcto decir que Jesús predicó “las buenas nuevas del gobierno de Dios sobre un territorio, unos súbditos, mediante un Rey y unas Leyes” basada en la Justicia y Santidad.

Predicar el Evangelio del Reino es predicar sobre cuatro puntos fundamentales.

Un reino es así formado por cuatro partes:

1.                 Un territorio.
2.                 Un Rey. (Un gobierno)
3.                 Una multitud de súbditos.
4.                 Unas Leyes.

En el Reino del Espíritu de Dios “el territorio”, es la “Nueva Creación”.
En el Reino del Espíritu de Dios “el Rey”, es Jesucristo juntamente con todos Sus Huiós y Neaniskos”.
En el Reino del Espíritu de Dios “los Súbditos”, son todos los “Santos” de todos los tiempos en calidad de Teknón.
En el Reino del Espíritu de Dios “Las leyes”, están basadas en la Justicia y la Santidad del Espíritu de Dios.

Es el Espíritu Santo que forma en el Nuevo Hombre a todos Sus Huiós, Neaniskos y TeknónLos Huiós y Neaniskos juntamente con Jesucristo formarán el “Gobierno Teocrático que gobernará a toda la Nueva Creación en la Eternidad.

Los Teknón serán todos los Súbditos” en el Reino, que “ejecutarán la voluntad del Gobierno Teocrático de Jesucristo  en la Eternidad.

Definición económica del Nuevo Hombre, el Cuerpo de Cristo.

La “Cabeza” del Nuevo Hombre, es la expresión económica del Espíritu del Unigénito Hijo Corporativo de Dios; de Su Espíritu, de Su Alma. En la “Cabeza” hay:

1.                 La Viva Realidad del Espíritu del Padre, que es  el “ideador” del Nuevo Hombre.
2.                 La Viva Realidad del Espíritu del Hijo, que es  el “hacedor” de la Justicia y del Ágape del Espíritu de Dios en el Nuevo Hombre.
3.                 La Viva Realidad del Espíritu Santo, que “realizó” la realidad  de la Justicia y la Santidad (Ágape) del Espíritu de Dios en la economía del el Nuevo Hombre, el cual representa:


a.                 “Los Huiós”. Serán insertado simbólicamente en el “Espíritu” de la “Cabeza” del Nuevo Hombre; en su  Intuición,  Comunión y Consciencia.

b.                 Los Neaniskos. Serán insertado simbólicamente en el “Alma” del Nuevo Hombre: en la Mente, La Voluntad y los Deseos, sentimientos y pasiones.

c.                 Los Teknón. Serán insertados simbólicamente en el “Cuerpo” del Nuevo Hombre: en su esqueleto, tronco y en sus extremidades.

Los Huiós y Neaniskos harán parte de la Cabeza” del Nuevo Hombre, Su Espíritu y Su Alma[10] que son el “Gobierno Teocrático del Nuevo Hombre, operando juntamente y armónicamente en Comunión con Jesucristo para la función perfecta del Cuerpo del Nuevo Hombre.

Los Teknón harán parte del “Cuerpo” del Nuevo Hombre recibiendo las órdenes que se originarán todas, en el Espíritu del Dios Triuno en su economía; en la  Intuición de Su Espíritu, la Comunión de Su Espíritu y la Consciencia de Su Espíritu.

Estas órdenes se trasmitirán en la intuición, la comunión y la conciencia del Nuevo Hombre las cuales serán trasmitida y recibidas en Comunión con la mente y con la voluntad, creando todas la acciones,  deseos, sentimientos y pasiones Justas y Santas que el Cuerpo llevará a cabo.

El Espíritu Santo representa la totalidad del Nuevo Hombre es el “Consolador”es el que vivifica la realidad en la experiencia del Espíritu del Nuevo Hombre en Justicia y Santidad del Espíritu del Padre.

El Nuevo Hombre representa la “Coraza completa” del Espíritu para todos sus Hijos.

El Espíritu de Cristo procesado, es Jesucristo,  el Espíritu del Hijo procesado por Su encarnación, muerte, sepultura, resurrección, ascensión y glorificación, para dar a conocer la Justicia del Espíritu del Padrela Santidad y la Justicia del Espíritu en el Nuevo Hombre, cuando su espíritu, Alma y Cuerpo serán formados.

El “Cuerpo” del Nuevo Hombre consiste en la totalidad de Su “Cabeza” y de Su “Cuerpo”.

La “Cabeza” es representada primeramente por Jesucristo como el exponente Supremo en Su Gobierno, seguidas por lIglesia que es la Novia y Esposa de Cristo, los Vencedores entres las iglesias terrenales, las que entrarán en Tabernáculo de la Nueva Jerusalén, los “Huiós y los Neaniskos” que participarán en las actividades del Gobierno del Espíritu de Dios.

El Cuerpo” es representado por todos los “Santos Teknón  del Nuevo Hombre de todos los tiempos, que ejecutarán lo que determinará el Determinado Consejo del Gobierno del Reino del Espíritu de Dios.

La Viva Realidad (Persona) del Espíritu del Padre no es la Viva Realidad del Espíritu del Hijo ni del Espíritu Santo. Ni vista de manera Ontológica, ni vista de la manera Económica.

Este Reino, pertenece al Espíritu del Dios Triuno, Él lo dio al primer hombre, el cual lo adulteró y Satanás, lo ocupó por la fuerza. El Espíritu del Dios Triuno, nunca se opuso al libre albedrío del hombre, cuando este entregó el Reino a Satanás.

Ahora es necesario, que por el mismo libre albedrío, el Nuevo Hombre recobre el Reino del Dios Triuno perdido, en Justicia y Santidad y lo devuelva a quien le pertenece, para que el Espíritu del Padre, pueda hacer su voluntad sea en el cielo, que en la tierra, con gran Poder y Autoridad. 
El Nuevo Hombre podrá exhibir toda la Gloria de Jesucristo, que es la expresión en la creación de toda la obra del Espíritu del Dios Triuno, por toda la Eternidad.

En los niños en Cristo, el Espíritu de Dios, solo puede hacer su voluntad, por la cantidad de Espíritu formado en Sus Nuevos Corazones.

En los Gloriosos Huiós y Neaniskos del Espíritu del Dios Triuno, puede hacer la Plenitud de Su Voluntad, con gran poder y Autoridad por Su Gloria, porqué ellos, tienen el Espíritu de Jesucristo, formado en sus Nuevos Corazones, el cual se perfeccionó, de la misma manera que tuve que perfeccionarse en Jesús, para que completara la comisión del Su Padre Celestial.

Los Gloriosos Huiós y Neaniskos del Espíritu de Dios, son las primicias juntamente con Jesucristo del Reino de Dios, son un embrión del Reino de Dios representan a la “Sion” del Todopoderoso.

Tener el Espíritu de Jesucristo formado en el corazón, constituye tener la “Zoe” increada del Espíritu formada en sus espíritus, que es el Espíritu de Jesucristo, que es la Vida increada del Espíritu del Dios Triuno.

Solo en esta “Zoe” y en este Espíritu, el Espíritu del Padre Celestial, puede hacer su Voluntad.
Por esta Vida y este Espíritu, el Padre tiene la libertad, para efectivamente arrancar Su Reino, de las manos de Satanás y desterrarlo de su posición, en Su economía.

La presentación del Evangelio del Reino de Dios:

Cristo, el Espíritu del Unigénito Hijo de Dios encarnado, murió y dio Su Cuerpo y Su Sangre, por el rescate, de toda la creación con el fin de crear el Nuevo Hombre, el Poster Adán en la realidad.
Debido a este sacrificio Divino, el Espíritu de Dios Padre, hizo posible, a todos los que creen Espiritualmente, en esta obra, puedan ser separados del sistema del mundo, (Esto representa la redención y justificación) y ser sucesivamente insertados en el Espíritu de Jesucristo, en posición en la Cabeza del Nuevo Hombre, donde está localizado Su Gobierno Teocrático, la Iglesia, todos sus Huiós y Neaniskos del Espíritu de Dios.

Esto inserto, representa el Nacer de Nuevo, a todos los que creen Espiritualmente.
De esta forma, se nace Espiritualmente de Nuevo, como niños en el Espíritu de Jesucristo, hijos legítimos del Espíritu de Jesucristo, un hecho Divino, que garantiza a todos los que lo reciben, la Vida Eterna en Su Reino.

Todos los que están en el Nuevo Hombre, son redimidos y justificados, reconciliados con el Espíritu del Padre Celestial.

Debido que la vanagloria, todavía existe en el corazón de los niños en Cristo; la obra del Espíritu del Dios Triuno continúa, iluminando la vanagloria que todavía vive en el corazón,  mediante las circunstancias de la vida, por la Luz del Espíritu Santo. (Esto representa la obra de la cruz).

Por medio de la Gracia y de la FE en las victorias de Cristo, sobre el ‘Yo’, sobre el mundo y sobre Satanás, esta vanagloria es desechada, para hacer posible incrementar la Luz, la Vida y el Espíritu del Espíritu Vivificante, en el espíritu del creyente, para que un día, el Espíritu del Nuevo Hombre, la verdadera Luz y Vida increada, sean plenamente formadas en él.

Finalmente en el nuevo espíritu, con el Espíritu de Jesucristo, es formado.

Esto representa nuestra completa realidad de la regeneración experimental. Es el momento de la Huiothesia. Un espíritu formado siempre lleva sus influencias en el alma del creyente y la regenera.
Es el momento del reconocimiento del Espíritu de Dios Padre, que ya hacemos parte integra, de la “Cabeza” del Nuevo Hombre de manera permanente, como Huiós o Neaniskos del Espíritu de Jesucristo, con todos los derechos a Su herencia gloriosa que es en el Gobierno Teocrático del Nuevo Hombre.
Siendo formados estaremos listos para crecer y producir Su fruto, al servicio al Espíritu de Jesucristo con el fin de poder servir en Él, como la figura del Sacerdote Santo, de la casa Levítica de Sadoc, que ministrada en el lugar Santo y Santísimo (Ez. 44:15ss.)

Los Teknón en el Espíritu procesado de Cristo, que no quisieron desechar su vanagloria, de su corazón en sus vidas, serán destinados a servir como “Súbditos”, como la figura del sacerdote levítico y servir en el atrio, como porteros, a las puertas de la creación, como sirvientes de la creación, para servirla y no para ministrar directamente en Espíritu de Dios Triuno en el lugar Santísimo.
Entrarán al Reino del Espíritu de Dios, pero solo como por el fuego como “Súbditos” del Reino. Estos son las “Naciones del Reino” del Espíritu de Dios en Su economía.

Los Huiós y Neaniskos del Gloriosos del Espíritu de Cristo procesado, serán llamados a servir en el Espíritu de Dios, como en la figura de los Sacerdotes de Sadoc, en el lugar Santo y Santísimo por toda la eternidad.

El día de la Huiothesia, es el día de la consagración,  al servicio del Espíritu del Dios Triuno, es el día también, de recibir la total unción como una realidad.

Es el día de un verdadero conocimiento personal de la Plenitud del Espíritu del Dios Triuno.
Un encuentro Glorioso, inolvidable y perdurable y ya nada más, podrá ser igual, en la Vida del Huiós y Neaniskos del Espíritu de Dios, debido que el Espíritu de Jesucristo, es formado en él.

Si usted tiene una experiencia personal, con el Espíritu del Dios Triuno, debido que tiene el Espíritu de Jesucristo formado en su Nuevo Corazón, nunca más su Vida, será como era antiguamente.
Ya no podrá ser jamás lo mismo.
El Espíritu de Jesucristo, se expresará más y más, en su experiencia personal, para expresar toda la Gloria del Espíritu de Dios Padre como su más viva realidad.

Los Teknón en Cristo, solo han tenido un encuentro casual con el Espíritu de Dios conociéndolo como su Salvador, pero en los Gloriosos Huiós y Neaniskos del Espíritu de Dios, ha tenido un contacto personal interno, íntimo y completo con el Espíritu de Jesucristo disfrutando de Su Santidad y Su Justicia experimentando ser Su Gloria.
Ya no le es posible  persistir a vivir, en su vanagloria, jamás.

Es un día de júbilo en el cielo, debido que un Nuevo Corazón puede ahora, producir en esta tierra, el fruto precioso, que es la Zoe increada del Espíritu de Jesucristo, lo cual es un Espíritu con el Espíritu del Padre y el Nuevo Hombre por la Gloria del Padre Celestial.

La Huiothesia, la consagración y la unción, son eventos, que solo el Espíritu del Dios Triuno puede producir en los creyentes.
Él decide el día  y la hora. Él sabe, cuando en el corazón, ya fluye la totalidad de la Vida Espiritual de Cristo procesado, predestinada de antemano para él.
Es desde este momento, que el Nuevo Corazón puede comenzar a crecer, para ser sobreedificado, para producir el Fruto del Espíritu del Dios Triuno, en este mundo, y por toda la Eternidad. 

Es el día de la Huiothesia. Es el día que señala el comienzo del servicio del Huiós y del Neaniskos del Espíritu procesado de Cristo, en el lugar Santo y Santísimo, en el Espíritu de Jesucristo a la presencia del Dios Omnipotente, ya en esta tierra y por toda la eternidad, con el fin que una vez, que el Nuevo Hombre sea completado, este pueda restituir el Reino del Espíritu de Dios Triuno, una vez perdido por el primer hombre, al Espíritu del Dios Padre Todopoderoso.

Hermanos y hermanas, en esta breve lectura tienes los fundamentos de la Verdad, sobre la Verdadera Vida Espiritual, no solo para tener una Vida Eterna pura, pero la Verdad y la Vida, para que esta Vida Eterna y pura,  sea puesta al servicio del Espíritu del Dios Triuno, por la edificación de la Iglesia y hacer posible la restitución del Reino del Espíritu Dios, al Espíritu de Dios Padre.

7.      EL EVANGELIO ETERNO.

Presenta la actitud que tiene que tener el hombre al encontrarse delante del Espíritu de Jesucristo en la hora del juicio. (Apocalipsis 14:6; Hebreos 1:2;)

...Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, 7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.

2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
 3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Este Evangelio será predicado por un ángel, durante la gran tribulación, a todos los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo para que todos teman al Espíritu del Dios Todopoderoso y que todos tendrán que darle la Gloria merecida (Al Espíritu de Jesucristo), porque ha llegado la hora del Juicio. 

Si en este día no puedes presentarte al Espíritu del Dios Triuno, como parte del “Nuevo Hombre”, no podrá satisfacer los requerimientos Divinos.

Hoy en día, en el mundo, no hay temor de Dios, ni se adora a Jesucristo como el Espíritu de Dios.

Durante la gran tribulación se pretenderá que se adore a la bestia pero llegará un ángel que anunciará, que no se adore a la bestia, ni a su imagen, ni se acepte la marca de la bestia.

¿Tienes el Espíritu de Jesucristo formado en tu corazón, para presentarlo al Espíritu del Dios Triuno, como la sola Gloria que puede aceptar de ti?

Mateo 24:14; Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

¿QUE TE PARECE Y QUE VAS HACER AL RESPECTO?

Hermano Armando

Escazú el 7 de abril del 5574
Revisado en Berlín, 14 de Nisán del 5574
Revisado en Berlín el 9 de Sivan del 5574
Revisado el Berlín el 10 de Adar del 5576
Revisado en Santa Ana el 05 de marzo del 2016
Revisado en Berlín el 25 de marzo del 2016


[1] Niño en Cristo.
[2] Joven en Cristo.
[3] Hijo legítimo de Dios.
[4] Cuando hablamos del “Nuevo Hombre” estamos hablando del Espíritu del Padre, del Hijo y de todos Sus Huiós, Neaniskos y Teknón en Su economía.
[5] Talvez una metáfora de la nada o un estado de insuficiencia eterna.
[6] Reconocimiento del Espíritu del Padre como Neaniskos o Huiós legítimos y formados del Espíritu de Dios.
[7] El espíritu del Nuevo Hombre que es comprensivo del Espíritu del Padre, del Hijo y de todos Sus Teknón, Neaniskos y Huiós que forman Su Cuerpo.
[8] “En el” Robertson Mt. 3:11;
[9] Cuando hablamos de Jesucristo, estamos hablamos de la unidad que existe entre la realidad del Espíritu del Unigénito Hijo de Dios y el Espíritu del Padre. Jesucristo representa las dos realidades.
[10] El Espíritu y el Alma están “unidos” en la “Cabeza” donde Gobierna el Espíritu de Dios con todos sus Neaniskos y Huiós, debido al velo rascado del Templo, haciendo del Lugar Santo y Santísimo un solo lugar de adoración.
Es `por esto que encontramos los Huiós y Neaniskos juntos en la “Cabeza” Espíritu d Dios.
El Nuevo Hombre se trasforma desde ser una tricotomía en una dicotomía.